Usted está en:  Inicio >  Sobre la ciudad  >  Flora
Flora de Caleta Olivia

Ecosistema de Estepa

La flora de la estepa patagónica se caracteriza por la presencia de arbustos bajos, con capacidad para adaptarse a la poca cantidad de agua y a los ambientes áridos. Algunas de estas especies las podemos también encontrar dentro de la ciudad, donde existen dos ojos de agua de mar ("lagunas"), en los cuales también conviven numerosas aves.

Zampa (Atriplex Lampa)
Es un arbusto de amplio volumen de color grisáceo que alcanza hasta un metro de altura.
Existe la zampa masculina y femenina, diferenciables porque las primera, al florecer, presenta pequeñas flores fucsia, amarillo-anaranjadas y la femenina se tornan de color amarillo ocre. Dan frutos secos protegidos por dos membranas.
Son de suelos finos y salinos.

Malaspina (Retanilla Patagonica)
Arbusto de gran tamaño con una arquitectura muy particular. Desarrolla espinas opuestas y gruesas que se transforman en ramas simétricas de color verde claro.
Al florecer, presentan un color blanco cremoso cambiando su aspecto hostil; pero la mayor parte del tiempo es de aspecto espinescente, de fruto carnoso y apetitoso por predadores.
Sus hojas varían de tamaño de acuerdo a como sean las condiciones de humedad y protección.
Es muy abundante en los cañadones costeros y puede formar matorrales densos.

Calafate (Berberis Heterophylla)
Arbusto con espinas ramificadas en tres, abiertas a 90º entre si, rígidas de color amarillo; su follaje cambia de tonalidad variando desde el color verde hasta los ocres y rojizos con flores de color amarillo intenso y los frutos negro azulados, empleados como dulces y aguardiente.

Duraznillo (Colliguaja Intererrima)
Es un típico arbusto verde de la estepa patagónica. Es un arbusto típico del Distrito del Golfo San Jorge.
Las hojas son grandes, de color verde botella brillante y al cortarlas derraman un sustancia blanca llanada látex.
Cuando florece, se cubre de espigas rojas y en éstas se desarrollan dos o tres frutos.
Es una de las pocas especies que resiste el avance de los médanos.

Quilimbay (Chuquiraga Avellanedae)
Arbusto de un metro de altura, hojas anchas y duras terminadas en una pequeña espina. Tiene una floración prolongada amarillenta durante todo el año. Se encuentra en plenitud a fines de noviembre, diciembre y enero.
Sus frutos son panaderos blancos y peludos y son consumidos por el ganado.
Es utilizado en medicina popular para calmar irritaciones de garganta.

Botón de Oro (Grindelia Chiloensis)
Planta muy ramosa en la base y resinosa, característica en regiones secas, rocosas o arenosas; de hojas grandes con flores amarillas, similares a margaritas ubicadas en los extremos de las ramas. En el pimpollo, acumulan una sustancia lechosa llamada resina que al tocarla es muy pegajosa.
Sus flores se utilizan como arreglos florales y artesanías.

Sulupe (Ephedra Ochreata)
De gran tamaño, muy ramificadas desde la base, de ramas verdes cilíndricas que se adelgazan hacia la parte superior, las hojas transformadas en escamas de color pardo- grisáceo dispuestas alrededor de nudos se pueden encontrar plantas femeninas y masculinas, sus frutos son apetecidos por animales de la zona; éstos contienen una sustancia llamada efedrina.

Coirón Llama (Stipa Humillis)
Hierba que caracteriza el paisaje patagónico. Su nombre se debe a que mantiene la forma de llama dado que no es consumida por los herbívoros.
Las hojas son pajizas de color blancas-amarillentas rígidas. Sus flores son diminutas y simples, se reúnen en una espiga muy tenue y grácil; tiene frutos pequeños y plumosos que permanecen durante todo el año.

 
An error occured during parsing XML data. Please try again.